Principal > Anafilaxia

 

 Anafilaxia

La anafilaxia (ana-phylaxis, contra protección) representa una forma generalizada de reacción alérgica repentina debida a un mecanismo de hipersensibilidad inmediata y cuya manifestación extrema es una forma especialmente grave: el shock anafiláctico.


Manifestaciones clínicas


Son diversas y múltiples:

Cutáneas: eritema, urticaria, angioedema y prurito.

Respiratorias: sibilancias, pérdida de la voz, estridor, tos.

Cardiovasculares: hipotensión, taquicardia.

Abdominales: dolor abdominal, vómitos, diarrea, contracciones uterinas.

Neurológicas: desorientación, pánico, pérdida de conciencia, accidente vascular cerebral.

Aunque la mayoría de las reacciones anafilácticas aparecen inmediatamente después de la exposición al agente causal, existen tres patrones de anafilaxia generalizada:

a) inicio rápido y de corta duración;
b) inicio rápido, corta duración y retorno de los síntomas a las 1-8 horas, y
c) inicio rápido pero de evolución duradera (tardan horas e incluso días en recuperar la normalidad).

Consejos y Tratamiento
El tratamiento de las reacciones anafilácticas se basa siempre en los mismos principios, sin tener en cuenta la causa que las provoca. Deberá adaptarse a la gravedad de la reacción y a los órganos implicados. El tratamiento inicial de elección es la administración rápida de adrenalina subcutánea, repitiendo la dosis (0,1 mg por 10 kg de peso) cada 15 a 20 minutos seguido del traslado rápido al centro hospitalario más cercano.
Como ocurre en la mayoría de las enfermedades alérgicas, el tratamiento más efectivo es la prevención. Aunque los casos de anafilaxia son imprevisibles, la casi totalidad de las reacciones alérgicas serias son causadas por exposiciones repetidas a un alergeno conocido y por tanto: Deberá evitarse la reexposición al agente causal.
Deberá acostumbrarse a leer con cuidado las etiquetas en las que consten los ingredientes de las comidas. Saber autoadministrarse adrenalina subcutánea. Siempre que sea posible, intentar la desensibilización.

           

                                                                                                     

Resumen
La anafilaxia es la más grave de las reacciones alérgicas. Debe ser tratada precozmente con adrenalina subcutánea, incluso autoinyectándose. Después debe desensibilizarse del agente causal.



 

Suscribete a
nuestro boletín: